La ruta de un trade

Category: Academia

Comprar y vender acciones es cada vez más fácil. Aplicaciones como Folionet aprovechan una tecnología avanzada que permite dar acceso a la bolsa de valores de los Estados Unidos sin las comisiones de los grandes bancos y al alcance de nuestra mano. Sin embargo, a veces es difícil entender cómo funciona el proceso de compra-venta de acciones.

La velocidad de un trade es cada vez más rápida, pero en el Blog de Folionet consideramos importante explicar por qué.

¿Qué sucede después de realizar una orden de compra?

Supongamos que nos encontramos ante una acción que nos interesa y decidimos abrir una posición en largo, es decir: comprar acciones. Estamos decididos y, después de ubicar la acción, le damos click a comprar. Inmediatamente después de hacer esto se inicia un proceso muy complejo del cual no estamos al tanto. Este proceso, en líneas generales, tiene tres pasos.

Paso 1: Broker

Al presionar «comprar» un Broker/Dealer se encarga de conducir nuestra orden al mercado. En este caso, el Broker simplemente ofrece una plataforma para que nosotros, los clientes, interactuemos con el mercado.

Paso 2: Market Makers

Las órdenes que el Broker recibe llegan al mercado y se completan con acciones disponibles, de esta manera pasan a integrar parte de nuestro portafolio. Esto sucede gracias a los Market Makers, grandes instituciones financieras que poseen acciones en cantidad y las colocan a los compradores y vendedores. Su objetivo es ofrecer liquidez al mercado.

Paso 3: Ejecución al mejor precio

Una vez que el Market Maker identifica la acción a través de la intermediación del bróker, la orden se ejecuta al “Mejor Precio Disponible” (National Best Bid and Offer). Esto significa que, siempre que exista liquidez, la disponibilidad de acciones será inmediata y al precio que establece el mercado por la oferta y demanda.

Paso 4: Confirmación del Trade

Una vez que la acción ha sido ubicada y la orden se completa, se recibe una confirmación de trade que, en este caso, recibimos en la Aplicación de Folionet y a través de correo electrónico. A partir de este momento, después de que han transcurrido apenas unos segundos desde que presionamos “Comprar”, la acción está en nuestro poder y se refleja en nuestro portafolio.

La velocidad y sofisticación de este proceso ha convertido a las acciones en el activo más dinámico, líquido y accesible en el mundo.

Elaboración propia, basado en el flujograma de un trade de FINRA (Kaplan, 2017)

 

Confirmación de una venta

Cuando decidimos vender una acción que ya poseemos en nuestro portafolio el proceso se repite en el mismo orden.

Sin embargo, la venta de una acción incluye un paso adicional conocido como Liquidación T+2 (T+2 settlement) que establece la SEC, el principal ente regulador del mercado, desde 2017. Esto significa que después de vender una acción el dinero de la venta no se podrá utilizar hasta que trascurran dos días, sin embargo, con una cuenta de margen puedes hacer uso inmediato del dinero.

NOTA: Esta regla, en principio, no aplica para la mayoría de las penny stocks y acciones de menos de tres dólares. Esto se debe a que su bajo volumen obliga al mercado a completar la orden con el precio disponible, sin importar su coste.

Popular Posts