Folionet

Febrero 15 al 28, 2022

Febrero 15 al 28, 2022

Nuevos mercados en tiempo de guerra

El final de febrero llega con noticias que no se respiraban hacía décadas. Rusia invadió Ucrania después de incrementar su presencia militar en las fronteras. Este evento histórico ha unido a la mayoría de los países en una acción coordinada de sanciones. Al mismo tiempo, la crisis ha generado presión en los mercados de energía, siendo Rusia uno de los principales proveedores de petróleo y gas natural del mundo. A medida que Rusia amenaza a Ucrania las sanciones se acumulan, y todos los inversionistas continúan atentos a los efectos de estas a nivel global.

¿Cómo afectan las guerras a la bolsa?

Rusia ha decidido invadir Ucrania en un intento por cambiar su gobierno y extender sus fronteras. Esta decisión ha dinamitado parte de los mercados, desplomando el índice local de Rusia y sacudiendo al mundo financiero. Ante esto, las estrategias siempre son defensivas y eso se ha visto.
 
Sin embargo, observando a la historia, estas situaciones bélicas entre dos o más países se han caracterizado por ser excelente momento para comprar acciones. La recuperación del mercado en este tipo de evento suele ser menor a dos meses. No olvidemos que durante la Segunda Guerra Mundial el índice Dow Jones subió más de 50%.

Rusia recibe sanciones económicas ¿qué pasa en los mercados?

Después de los primeros ataques a las principales ciudades ucranianas, la comunidad internacional acordó sanciones dirigidas a Rusia. De manera particular, han destacado sanciones económicas y financieras. Por un lado, se ha prohibido las operaciones de títulos valores rusos, además de un bloqueo generalizado a ciudadanos rusos con cuentas de inversión por parte de FINRA. Por otro lado, la medida más significativa ha sido el bloqueo de algunos bancos rusos al sistema SWIFT, la plataforma mundial de transferencias bancarias.

El Oro comenzó a brillar

El oro había perdido parte de la relevancia que mantenía en el pasado, con un desempeño muy pobre con relación a las bolsas mundiales. Sin embargo, la inflación sostenida a nivel global, particularmente en EE. UU. y la UEunida a una posible guerra, han llevado al oro sobre los $1.900, precio no visto desde inicios de la pandemia.

Volkswagen pierde cientos de millones en el mar

Volkswagen AG (VWAGY) se enfrenta a una pérdida millonaria después de que el buque de transporte de autos Felicity Ace quedara a la deriva en el océano atlántico a causa de un fuego a bordo. Dentro del buque se transportaban 3965 automóviles, la mayoría de las marcas como Porsche, Bentley y Audi, todas pertenecientes al grupo.

El Bitcoin parece no ser refugio ante una guerra

Por años se ha hablado del Bitcoin como un posible escudo de valor ante desequilibrios macro y crisis, con algunos evangelistas de la criptomoneda etiquetándola como el “nuevo oro”. Sin embargo, a pesar del miedo inflacionario, la guerra en Europa y la caída de las principales compañías tecnológicas, el Bitcoin no parece ser el paraíso que se pensaba.

Icahn pide cambios a McDonald’s para el trato ético de animales

Carl Icahn, inversor multimillonario conocido por impulsar cambios en empresas de su portafolio ha propuesto cambios en McDonald’s (MCD) con la petición de modificar su línea de producción. El objetivo de Icahn es crear medidas de trato ético a los cerdos en la línea de producción, unas demandas que la junta directiva ha rechazado por las tensiones globales en las cadenas de suministro.

Alibaba cae después de reporte de ganancias decepcionante

Alibaba Group (BABA) publicó su reporte de ganancias la semana pasada y, a diferencia de años anteriores, estas mostraron las dificultades del sector minorista y de e-commerce en la región asiática. Los resultados igualmente dejan algo de esperanza, mientras Alibaba apuesta a mejoras en sus líneas de producción y crecimiento en regiones fuera de China.

Atrás queda la pandemia, hacia adelante la guerra

La palabra que ha acompañado a las inversiones durante los dos últimos años ha sido “incertidumbre”, mientras la pandemia creaba disrupciones en las cadenas de suministro, en el mercado de trabajo y en la política monetaria global. Ahora, con la última ola de la variante ómicron casi superada, el ruido de una guerra empaña las estrategias de inversión.
 
Hoy día, el inversionista particular en medio de gran volatilidad e incertidumbre tiene la opción de 2 estrategias a seguir. La primera opción es vender sus inversiones y esperar a tener mayor claridad en los asuntos geopolíticos, mientras que la segunda opción es mantener firmeza ante una lluvia de noticias negativas y precios de acciones bajando.
 
Sin embargo, ante estas dos posturas la historia del mercado de valores ha sido bien clara cuál es la ganadora. Para inversionistas que buscan crecimiento a largo plazo, los inicios de una guerra han sido terribles momentos para vender acciones. Por el contrario, la historia indica que estas bajadas de mercado suelen ser muy cortas y aquellos que mantienen sus portafolios o incluso compran acciones, son recompensados con creces. Pero como dice la frase “quizá la más grande lección de la historia es que nadie aprendió las lecciones de la historia.”

«El pánico causa que vendas en la baja, y la codicia causa que compres cerca de la cima.» – Stan Weinstein

Popular Posts