Folionet

El mundo de los ETFs

El mundo de los ETFs

En varias oportunidades, en el blog de Folionet, nos hemos detenido a discutir los ETFs, incluyendo su funcionamiento, estructura y utilidad. Sin embargo, en esta oportunidad nos gustaría detenernos de nuevo en estos activos, que día a día crecen en cantidad y popularidad, pues su mercado representa 9 billones de dólares en activos de acuerdo con datos de Morningstar.

Con esta entrada, por tanto, pretendemos introducir algunos de los conceptos básicos sobre ETFs que ya hemos cubierto en el artículo ETF – ¿Qué es y cómo invertir en uno? y, al mismo tiempo, presentar una mirada detenida sobre este mundo y sus oportunidades de inversión en diferentes sectores, regiones y mercados. 

¿Qué es un ETF y cómo comprar uno?

Un ETF es un fondo de inversión cotizado, exchange-traded fund por sus siglas en inglés. Esto significa que, a diferencia de una acción común, un ETF representa un “fondo” global de inversiones realizadas en un grupo determinado de acciones y su desempeño, en líneas generales, imita el desempeño promedio de dichas empresas recopiladas.

En consecuencia, un ETF nos permite comprar exposición a diversas empresas en un sector o mercado sin la necesidad de comprar acciones individuales de cada una de dichas empresas.

 

Por lo general, los ETFs rastrean un índice, sector, materia prima u otro activo en particular. Sin embargo, a diferencia de los fondos mutuos, los ETFs se pueden comprar o vender en una bolsa de valores de la misma manera que una acción regular, de forma rápida, sencilla y a través de un bróker como Folionet.

¿Para qué sirve un ETF?

La naturaleza de los ETFs es muy simple, pues tratan de recopilar en un solo activo una cesta grande de acciones y otros instrumentos para que un inversor pueda tener acceso a un producto de inversión altamente diversificado y accesible. De manera particular, los ETFs surgieron como una alternativa más amplia a los fondos mutuos, que también ofrecen una cartera determinada de activos, pero para los cuales es necesario poseer una cantidad mínima en depósito.

Por el contrario, los ETFs han crecido en popularidad porque facilitan la imitación del desempeño de índices como el S&P 500, el Dow Jones, o el Nasdaq, pero no requieren que nuestros portafolios se distribuyan en acciones de dichos índices para igualar su rendimiento. 

El universo de los ETFs: ¿qué podemos comprar?

La estrategia de búsqueda de valor se sostiene sobre dos pilares fundamentales. Por un lado, asume que hay acciones que están infravaloradas y que se pueden comprar con descuento. Por otro lado, entiende que es muy difícil superar el rendimiento general del mercado, por lo que esperar retornos iguales o cercanos al desempeño general de la bolsa es lo más adecuado.

Por ello, Buffett se ha declarado defensor de la inversión en ETFs o fondos de inversión pasiva, pues representan un activo diversificado y que imitará el desempeño generalizado de un índice. Según Buffett, esta clase de productos nos pueden quitar de encima la investigación necesaria para encontrar valor en cientos de empresas y recibir ganancias anualizadas por el desempeño general de un mercado.

Por lo general, a pesar de que su fortuna ha crecido substancialmente con los años, el desempeño de las inversiones de Berkshire Hathaway crece al mismo ritmo que el índice de referencia de los Estados Unidos, el S&P 500, por lo que se puede entender que la estrategia de seguir al mercado es la más viable. 

En este sentido, gracias a este instrumento, un inversor puede comprar exposición global a los principales índices de los Estados Unidos y tener un desempeño en su cartera igual al promedio global de las empresas (una estrategia a la que se le denomina “cartera de mercado”).

 

La siguiente lista, por ejemplo, recopila los ETFs más populares que dan exposición a los principales índices del mercado americano.

 

Al mismo tiempo, los ETFs se han expandido para permitir a los inversores generar retornos a través de los activos con exposición internacional sin la necesidad de aumentar los costos por operaciones internacionales. En este sentido, es importante señalar que invertir de manera global está asociado a costos diferentes, pues se han de considerar aspectos como la tasa de cambio o la conversión de acciones entre países. Sin embargo, cada vez existen más ETFs que abren las fronteras del mercado a todos los territorios posibles, como los cinco siguientes ETFs con exposición a los cinco mercados más grandes.

Además de expandir las posibilidades de diversificación de nuestro portafolio, los ETFs se presentan como un instrumento único para invertir en sectores específicos del mercado de manera directa. De este modo, con un ETF específico podemos tener posiciones en el desempeño, por ejemplo, de las empresas tecnológicas, bancarias, aseguradoras, mineras, entre otras.

De manera similar, los fondos cotizados abren la puerta a la inversión en ciertas materias primas sin la necesidad de comprar contratos a futuro o buscar empresas con exposición a éstas. En estos casos, podemos contar con ETFs que recopilen el desempeño del acero, el oro, el trigo, el cannabis o los metales más utilizados del mercado.

Conclusión: el universo de los ETFs

Con esta entrada hemos visto el horizonte de oportunidades que ofrecen los fondos de inversión cotizados, que nos permiten diversificar inversiones únicas en un grupo de acciones individuales sin la necesidad de asumir riesgos adicionales. En este sentido, es clave entender que la inversión en ETFs es igual de sencilla que la inversión en acciones con la app de Folionet, pues su integración en los mercados es igual que la de las acciones comunes.

En años recientes el mercado de los ETFs ha crecido en valoración y volumen más de lo que se esperaba, pues su sencillez ha sido clave para facilitar el proceso de inversión a todos los interesados en el mercado con una teoría sencilla de inversión que los ha hecho más llamativos que ciertas acciones.

De cara al futuro, los ETFs parecen ser el instrumento más común para inversores que no quieren complicar demasiado la distribución de sus inversiones y, al mismo tiempo, sumar rendimientos como los del mercado.


Popular Posts