Cuentas cash y cuentas margin

Category: Academia

A la hora de abrir una cuenta de inversión con un Broker registrado, como Folionet, podemos tomar la decisión de abrir dos clases de cuentas.

Por un lado, podemos seleccionar una cuenta cash (de dinero efectivo), la opción más básica y sencilla de usar. Por otro lado, podemos inclinarnos por una cuenta de margin (margen), una opción más compleja que nos permite utilizar dinero prestado.

Esto parece sencillo en primera instancia, pero en el Blog de Folionet consideramos importante que nuestros usuarios identifiquen cuál es la mejor opción a la hora de abrir una cuenta para comprar acciones.

 

Cuentas cash (Efectivo)

La cuenta más común para los inversores es la cuenta cash (o cuenta de efectivo).

Con ella tenemos acceso a una cuenta limitada donde los clientes solo pueden usar su efectivo para abrir posiciones.

Es decir, el dinero que depositamos es el que utilizamos para comprar acciones.

En estas cuentas nuestro poder de compra (buying power) es exactamente igual a la cantidad depositada.

Por ejemplo, si depositamos $100 en nuestra cuenta cash, sólo podemos usar $100 para comprar acciones.

En consecuencia, la cantidad de dinero disponible para comprar dependerá de nuestros depósitos y la ganancia o pérdida lograda al cerrar posiciones (vender acciones).

Un aspecto importante al considerar en este tipo de cuentas es que los fondos siempre tomarán dos días hábiles tras una venta en ser acreditados de nuevo para compras adicionales.

Cuentas margin (margen)

Las cuentas margen tienen una función diferente. Por un lado, nos permiten utilizar dinero prestado del Broker, como en un préstamo bancario, pero sin tanto papeleo. Por el otro, incluye el pago de intereses por el dinero prestado.

Para abrir una cuenta de margen puedes hacerlo al momento de abrir tu cuenta, seleccionando el tipo de cuenta como margen, o puedes cambiar tu actual cuenta cash a margen en nuestra App.  

¿Cómo funciona una cuenta de margen?

Al abrir una cuenta margen el Broker nos asigna un nivel de margen, que es usualmente 50%. Este porcentaje se corresponde con la cantidad de dinero que él aporta en una posición con margen.

Es decir, supongamos que nos interesa comprar acciones de Apple (símbolo AAPL) a $124,61 pero deseamos comprar 10 acciones. Utilizando el margen de 50% del Broker, podemos abrir una posición por valor de $1246.1, de los cuales la mitad se corresponde con nuestro cash y la otra mitad con el préstamo del Broker.

Sin embargo, a pesar de que la posición incluye dinero de ambos, a la hora de cerrar la posición las ganancias solo le corresponden al inversionista, mientras que el Broker recibe el monto del dinero prestado y pago prorrateado de la tasa de interés por el préstamo.

Esto significa que con margen podemos duplicar nuestras ganancias, pero también nuestras pérdidas.

Al mismo tiempo, el dinero recibido por el broker puede ser retirado para gastos personales. Es importante considerar que su uso no posee un límite de tiempo.

De igual forma, es posible tener una cuenta de margen y no utilizar el apalancamiento y no incurrimos en ningún costo. Los intereses solo se aplican una vez son utilizados, por la cantidad de fondos y tiempo que se utilice.

Finalmente, las cuentas de margen permiten a los inversionistas tener acceso a su dinero de manera inmediata después de una venta, algo que en las cuentas cash tiene que esperar dos días hábiles.

Popular Posts