¿Cómo ser accionista de una empresa y cómo invertir correctamente en acciones?


¿Qué significa ser accionista?

Un accionista es una persona que posee una parte de una empresa a través de las acciones que ésta emite. Esto quiere decir, por ejemplo, que si un grupo de personas funda una empresa, la propiedad de dicha empresa se divide entre sus accionistas.

Este proceso puede hacerse de varias maneras, pero las más populares implican la distribución privada de las acciones y la oferta pública de acciones.

En primer lugar, la distribución privada de acciones sucede entre las partes interesadas en fundar o comprar una empresa, que intercambian capital por acciones. En segundo lugar, una empresa puede hacer una Oferta Pública de Acciones (Initial Public Offering, por sus siglas en inglés) con el objetivo de recaudar capital de los mercados al ofrecer parte de su capital accionario.

En este artículo del Blog de Folionet nos detendremos en las características de las acciones que integran el segundo grupo, que son acciones que puedes comprar en la bolsa de valores en cualquier momento.

Este grupo de acciones llega al mercado cuando una empresa decide hacerse pública, lo que significa ofrecer una parte de su propiedad a cambio de efectivo. Esto permite, en un principio, que la empresa aumente su recaudación de capital a cambio de acciones, que desde ese momento pueden comprarse en la bolsa de valores.

Asimismo, este proceso permite conocer la capitalización de mercado de la empresa, que se calcula multiplicando la cantidad de acciones disponibles por el precio de una acción.

En consecuencia, ser accionista significa que poseemos una parte de una compañía, por lo que somos dueños de un fragmento pequeño de ésta. Asimismo, ser accionista implica una serie derechos, y en ocasiones responsabilidades, a los que tenemos acceso.

Derechos de un accionista

Los accionistas de una compañía tienen una serie de derechos que dependen de la clase de acciones que poseen, ya que pueden ser dueños de acciones comunes o de acciones preferenciales.

Las acciones preferenciales se ofrecen de manera privada y tienden a ser compradas por inversores institucionales o corporaciones, ya que tienden a otorgar asientos en la junta directiva y se compran en grandes cantidades. Las acciones comunes, por su parte, se pueden comprar en la bolsa de valores y a través de brokers como Folionet, por lo que te presentamos los seis derechos que ofrecen a continuación:

Poder de voto

Los accionistas tienen derecho a votar en las decisiones importantes de la empresa, desde adquisiciones y fusiones hasta liquidación de acciones. Este derecho puede ejercerse durante las juntas de accionistas, y se puede votar de manera presencial y telemática.

Propiedad

Comprar acciones nos otorga un derecho de propiedad sobre activos que tienen valor. Esto significa que nos beneficiamos por el aumento del valor de dichos activos, y tenemos el derecho de recibir un pago en caso de que esos activos se liquiden.

Este derecho cobra importancia cuando deseamos vender acciones o al momento de cobrar dividendos, pues nuestra propiedad nos da acceso a aprovechar las ganancias subyacentes de los activos de la empresa.

Derecho de transferencia de propiedad

Comprar acciones también nos otorga el derecho de transferirlas o venderlas, del mismo modo que con otras propiedades. Este derecho, que se adquiere inmediatamente al comprar acciones, ha permitido crear la liquidez con la que funciona el mercado.

En consecuencia, la compra y venta de acciones es inmediata, mientras que otros activos están sujetos a la falta de liquidez, como los bienes raíces.

Dividendos

Poseer acciones en la bolsa de valores nos permite disfrutar del pago de dividendos que se puede llegar a dar gracias al buen funcionamiento de una compañía.

Los dividendos son distribuciones equitativas de las ganancias netas de una compañía que se reparten en períodos previamente definidos. Este reparto sucede cuando la compañía decide otorgar dividendos, algo muy común en acciones de valor y empresas consolidadas, aunque no están obligadas a realizar esta gestión.

Derecho a revisar documentos corporativos

Los accionistas tienen el derecho a recibir información corporativa de la empresa. Estos documentos incluyen los estatutos y las minutas de la junta de accionistas. Adicionalmente, las empresas están obligadas a entregar reportes financieros a la SEC cada tres meses, una información que se tiende a acompañar con los Reportes Anuales de la compañía.

Estos documentos también incluyen los estatutos de la estructura de un ETF, que los accionistas deben recibir actualizados siempre que se cambie la estructura de su cartera.

Derecho a demandar

La propiedad de las acciones nos permite realizar demandas en caso de que se cometan irregularidades dentro de la empresa o se incumplan pagos después de la declaración de una quiebra administrativa.

Ventajas de ser accionista de una empresa

Además de los derechos que recibimos al ser accionistas, nuestra propiedad sobre una porción de la empresa nos otorga ciertas ventajas.

Comprar acciones nos permite ganar dinero con la revalorización de los activos que poseemos, así como recibir ingresos pasivos con el pago de dividendos

Tipos de acciones

Existen diferentes tipos de acciones según la forma en que se clasifiquen. Veamos a continuación cuáles hay en función de la tipología y el titular de las acciones.

Tipos de acciones según su tipología

Acciones ordinarias

Las acciones ordinarias son las que se emiten con más frecuencia, ya que brindan a la empresa la posibilidad de encontrar financiación sin recurrir a otras opciones de endeudamiento, como los créditos bancarios o préstamos personales.

Los accionistas con este tipo de acciones pueden o no recibir dividendos, y recibirán retribuciones después de saldar las necesidades de la empresa y las retribuciones de los accionistas preferentes.

Acciones preferentes

Al igual que ocurre con los accionistas ordinarios, las acciones preferentes conceden un título de propiedad que supone derechos y obligaciones por parte de los accionistas.

Las acciones preferentes presentan beneficios a la empresa, pues permiten capitalizar la empresa sin necesidad de otorgar más poder sobre las decisiones a más accionistas.

Tipos de acciones según su titular

Acciones nominativas

Las acciones nominativas se emiten a nombre del titular, cuya transferencia se realiza mediante un aviso a la empresa emisora.

Acciones al portador

Por su parte, el propietario de las acciones al portador es quien posee el título físico emitido por la empresa o por la sociedad.

¿Cómo elegir la empresa?

Decidir la empresa en la que deseamos depositar nuestra confianza es un proceso muy personal, en el cual debemos conocer la naturaleza de la empresa y sus objetivos financieros y comerciales.

Este proceso se inicia cuando encontramos una empresa que cumple con nuestras expectativas, bien sea por la naturaleza de su negocio o por su solidez financiera. Asimismo, en este proceso entra en juego el Análisis Fundamental de las acciones, que nos puede dar una idea del precio de sus acciones de cara al futuro. Esto es importante, pues nuestro interés por la empresa debería estar acompañado por datos que indiquen un buen desempeño, ya que nuestra confianza no es suficiente para que las acciones suban de precio.

Esta manera de entender las empresas, empezando por estudiar su naturaleza y luego sus datos fundamentales, ha sido utilizada desde hace décadas por los inversores de valor, que tratan de encontrar valor en empresas sólidas y con planes de desarrollo. 

¿Cómo comprar y vender acciones?

Comprar y vender acciones es un proceso cada vez más sencillo. Para comenzar a comprar acciones sólo debemos tener una cuenta de trading con un broker como Folionet, que nos permite comprar todas las acciones disponibles en las bolsas de valores americanas.

Luego de que tengamos una cuenta de inversión con fondos, debemos identificar la empresa o ETF que deseamos comprar y finalmente podremos proceder a comprar acciones.

En Folionet, gracias a nuestra plataforma innovadora, hemos simplificado el proceso para ser accionista a tres pasos sencillos:

¿Cuándo comprar o vender?

Tomar la decisión de comprar acciones, así como de venderlas, depende del desempeño de la empresa que estamos siguiendo.

Para saber cuándo es el momento preciso, es recomendable establecer metas de ganancias o pérdidas que nos permitan evaluar la situación, algo que también podemos hacer con los distintos tipos de órdenes disponibles al comprar acciones. De este modo, y sin que el ruido nos distraiga, podremos tomar decisiones más correctas.

Para poder tomar la decisión correcta siempre es recomendable tener en cuenta algunos factores que influyen en nuestras decisiones:

1)      Respeta los ciclos: si el mercado está experimentando variaciones pronunciadas, es recomendable que tomes distancia para reevaluar tus posiciones. Esto implica evitar la compra de acciones que han perdido mucho valor con la esperanza de que se recuperen.

2)      Evita el FOMO: el miedo a quedar excluido (Fear of Missing Out) nos lleva a tomar decisiones apresuradas cuando el mercado está al alza, lo que nos lleva a comprar acciones que se han revalorizado rápidamente. Este proceso nos puede llevar a acumular pérdidas sin darnos cuenta.

3)      No sigas corazonadas: el mercado se rige por datos y por los fundamentos, esto significa que no debemos esperar que sucedan las cosas que creemos posibles. Es por eso que es recomendable enfocar nuestras investigaciones a datos como la deuda, el PE Ratio y el rendimiento reciente de la empresa. 

¿Cómo abrir una cuenta de Folionet?

Comprar acciones es sencillo gracias a Folionet, que nos acerca el mercado de manera sencilla, eficiente y sin comisiones. Para comprar acciones con Folionet sólo debes seguir tres sencillos pasos:

Regístrate gratis en Folionet

Popular Posts