ETFs – ¿Qué son y cómo invertir en uno?

¿Dedicas horas al estudio de acciones? ¿Crees que todas las acciones de una industria en específico crecerán en el próximo año y no sabes cuál escoger? ¿No conoces la mejor estrategia para diversificar tu portafolio sin reducir tu exposición al mercado?

Para estos casos existe un instrumento perfecto, los ETFs. Un exchange-traded fund (ETF por sus siglas en inglés), o fondo de inversión cotizado, es un tipo de security que cotiza en bolsa y representa la recopilación de valores (acciones, bonos) bajo un mismo símbolo. 

Navegar el mundo de las acciones puede ser difícil, pero gracias a los ETFs ya no tendrás que perder la cabeza en el proceso de selección y diversificación de un portafolio de inversión. Son el producto perfecto para aprender a invertir a largo plazo.

Con esta guía práctica que te presentamos en el Blog de Folionet podrás conocer los detalles de esta clase de instrumentos.

¿Qué es un ETF?

Los ETFs son fondos indexados que replican índices de referencia como el S&P 500, el IBEX 35, o el Dow Jones. Es decir, cuando adquieres un ETF no se compran acciones individuales sino el valor del índice de referencia. Por lo que, al comprar un ETF del S&P 500 (denominado con el símbolo “SPY”), no estás comprando una sola acción, sino que estás invirtiendo en las 500 empresas más grandes de los Estados Unidos.

En consecuencia, el precio del ETF fluctúa de acuerdo a los cambios en el precio de las acciones subyacentes.  El precio de los ETFs se establece al instante y depende del desempeño acumulado de las acciones que lo integran. Gracias al buscador integrado en la app de Folionet puedes ver al instante el precio actual de un ETF que te interesa revisar.

Los ETFs se empezaron a utilizar como instrumentos de inversión en 1976, y fueron creados para imitar el comportamiento total del índice S&P 500, sin embargo, la comodidad y eficiencia que ofrecen los ETFs les ha permitido crecer a gran velocidad en los últimos años. En consecuencia, el sector de los ETFs alcanzó a finales de octubre de 2019 los $4 trillones en activos, sin embargo, para muchos analistas este es apenas el inicio de la era de estos fondos cotizados. 

¿Qué clase inversor busca los ETFs?

Los fondos cotizados permiten a cualquier clase de inversor ampliar su rango de exposición al mercado sin reducir la diversificación de sus activos. En este sentido, es importante destacar que los ETFs han crecido gracias a la flexibilidad que ofrecen en comparación a los fondos indexados tradicionales, que sólo se pueden comprar y vender a la hora de cierre del mercado.

Los ETFs permiten, asimismo, crear una diversificación amplia de un portafolio, ya que se negocian en prácticamente todas las principales clases de activos, productos básicos y divisas del mundo. Además, las nuevas e innovadoras estructuras de ETFs pueden replicar una inversión particular o una estrategia comercial. Por ejemplo, a través de un ETF, un inversor puede comprar o vender las principales acciones de tecnología o invertir de forma continua en las monedas de mayor rendimiento del mundo, así como replicar el portafolio de inversión de Warren Buffett o Carl Icahn.

Asimismo, el mercado de los fondos cotizados tiene unos costos operacionales menores a los fondos indexados. Esto es especialmente beneficioso para los usuarios de Folionet, ya que si abres una cuenta con nosotros ¡nunca tendrás que pagar fees o cargos extra por tus trades!

Regístrate gratis en Folionet

A la hora de seleccionar un ETF es muy importante tener en cuenta el índice que este replica, por lo general, se encuentra en el nombre del ETF. Es importante, asimismo, estudiar si el ETF que vamos a adquirir utiliza una estrategia de compra en largo “long” o, por el contrario, de venta en corto “short”. Y, adicionalmente, debemos considerar si el ETF escogido utiliza apalancamiento en su portafolio de activos, esto se identifica en el nombre con los números 2x, 3x, etc. Al aumentar el apalancamiento aumenta el riesgo, por lo que es importante estudiar con detalle estos aspectos.

Casos de ETFs en los últimos años

El crecimiento del mercado de los ETF ha permitido la creación de miles de éstos, enfocado cada uno en replicar aspectos diferentes del mercado, desde una acción hasta los productos principales del mercado de commodities. A continuación, solo de ejemplo, te mostramos una selección de ETFs que podrás encontrar y comprar en Folionet del mismo modo que compras una acción común.

ETF del S&P 500 (SPY)

A screenshot of a social media post Description automatically generated

ETF del Nasdaq 100 (QQQ)

ETF de oro (IAU) 

ETF de empresas con dividendos (VYM) 

A screenshot of a social media post Description automatically generated

Ventajas de los ETFs

  • Diversificación: con un ETF puedes tener acceso a un grupo de acciones y expandir tus inversiones más allá de una acción.
  • Son Accesibles: adquirir un ETF te puede permitir, por ejemplo, comprar acciones del sector de la tecnología sin la necesidad de buscar individualmente cada empresa.
  • Son Flexibles: comprar y vender un ETF es tan fácil como comprar una acción con Folionet y no estás limitado como el caso de los fondos indexados.  
  • Son Estables: los ETFs tienden a tener menos volatilidad o movimientos que las acciones ya que replican un índice compuesto por el promedio de muchas acciones.

¿Cómo invertir en ETFs?

Invertir en un ETF es tan sencillo como en una acción y con Folionet es cada vez más fácil y sin comisiones. ¡Después de abrir una cuenta de inversión puedes dirigirte al buscador y comprar un ETF del mismo modo que lo haces con acciones! En apenas unos minutos podrías comprar, por ejemplo, el ETF con el símbolo DIA, que replica el comportamiento del Dow Jones o, por su parte, podrías comprar aquel con símbolo QQQ, que imita el comportamiento del Nasdaq 100 (estas son las 100 empresas más grandes de la bolsa Nasdaq).

No importa si te encuentras en México, Argentina, Colombia o Estados Unidos, con Folionet puedes comprar ETFs desde cualquier parte del mundo sin pagar comisiones. 

Regístrate gratis en Folionet

ETFs vs Fondos Indexados

Los ETFs y los Fondos indexados pueden verse como las caras principales de la inversión pasiva, sin embargo, existen diferencias importantes entre éstos instrumentos. Tanto los fondos indexados como los ETFs se dedican a replicar índices bursátiles, pero lo hacen de forma distinta.

Los ETFs funcionan como las acciones, cotizan diariamente y se pueden comprar o vender en cualquier momento de la sesión, como una acción. Sin embargo, en el caso de un fondo indexado, también se puede poner una orden de compra-venta a cualquier hora del día, pero el valor de la operación dependerá del cierre del mercado, momento en el que se calcula su NAV (valor total de los activos).

Por otro lado, los ETFs no tienen comisiones de suscripción ni de reembolso y cobran una pequeña tasa de mantenimiento anual, conocida como Expense Ratio, que tiende a ubicarse entre el 0.04% y el 0.10% del valor total del ETF.

¿Dónde comprar ETFs americanos?

El mercado de los ETFs se ha extendido durante los últimos años, por lo que comprar uno es más fácil que nunca. Si lo que buscas es un ETF que te permita aprovechar el crecimiento acumulado del S&P 500, el SPY por ejemplo, necesitas abrirte una cuenta con un bróker registrado y comprar el ETF del mismo modo que lo haces con una acción.

Folionet, como bróker registrado en los Estados Unidos, ofrece acceso a gran parte de los ETFs que se cotizan globalmente, por lo que después de registrarte con nosotros podrás tener acceso a todos los ETFs americanos del mercado.

¿Hay ETFs que reparten dividendos?

Con anterioridad mencionamos el parecido entre las acciones y los ETFs, pero qué sucede cuando queremos invertir de manera pasiva y recibir dividendos como con las acciones que pagan cada trimestre. Si te has preguntado por la posibilidad de recibir dividendos por poseer un ETF, no lo hagas más, la respuesta es sencilla: SI.

En los ETFs de dividendos, los inversores disfrutan de pagos regulares de dividendos que se transfieren del fondo. Estos ETFs, por lo general, están compuestos por tres clases de activos principales: 1) Acciones de bienes raíces; 2) Acciones blue chip, con ingresos estables y sin grandes fluctuaciones; y 3) Acciones que pagan dividendos de manera regular, como ejemplo General Motors o Apple.

En este sentido, destacan los ETFs que concentran acciones que pagan dividendos, como por ejemplo el Vanguard High Dividend Yield (simbolo VYM), que replica el comportamiento anualizado de las compañías con mayor capitalización del mercado americano y paga un dividendo cerca del 3% anualizado. 

¿Los ETFs son seguros?

Invertir en un ETF, del mismo modo que invertir en acciones, entraña riesgos y es importante que como inversor seas capaz de manejarlos. Ahora, con la mayoría de ETFs que replican índices de acciones, estas diversificando y como resultado tomando menos riesgo que comprando acciones individuales. En este sentido, son menos riesgosos que acciones y es importante destacar una de las máximas del mundo de la inversión, acuñada por Harry Markowitz en los ochenta al decir que la diversificación es: “el único desayuno gratis de las finanzas”. 

¿Qué esperas para comprar un ETF?

La nueva era de las inversiones ha llegado, ahora, más que nunca, existen diferentes clases de activos en los que puedes invertir tu dinero y los ETFs se presentan como una oportunidad interesante para toda clase de inversor.

¡No pierdas la oportunidad de invertir tu dinero y buscar el mejor rendimiento! Siguiendo tres sencillos pasos podrás crearte una cuenta de inversión y en pocos minutos podrás estar comprando tu primer ETF con Folionet y, si no te sientes preparado todavía, puedes abrirte una cuenta de Paper Trading para practicar tus estrategias de inversión sin riesgos.

¿Qué esperas para poner tu portafolio en marcha?

Regístrate gratis en Folionet

Popular Posts