Folionet

Bonos: invertir en renta fija

Bonos: invertir en renta fija

A la hora de invertir contamos con un gran número de instrumentos que nos permiten tener acceso a diferentes niveles de retorno y riesgo, con las acciones siendo el principal instrumento disponible en los mercados para invertir de manera sencilla con brókers como Folionet. Sin embargo, existen otros mecanismos de inversión disponibles en el mercado, incluyendo ETFs, Fondos Mutuales, REITs y bonos, sobre los que nos detendremos a continuación.

¿Qué es un bono y cómo funciona?

A diferencia de las acciones y otros instrumentos, los bonos se consideran instrumentos pasivos y no activos, pues sus retornos se establecen al contratarlos y provienen de la renta fija.

Un bono, por tanto, representa lo que se denomina un instrumento de renta fija, el cual nos proporciona ingresos basados en una tasa establecida de antemano entre el inversor y el emisor.

Este instrumento puede ser creado por una empresa, que emite deuda para financiar operaciones, gastos, compras, entre otros, o por un país, que mantiene emisiones de bonos como instrumento principal para su política presupuestaria.

Por contraste, una acción es un instrumento de renta variable cuyo retorno en el tiempo dependerá de la capacidad de apreciación de la empresa en el mercado.

En detalle, los bonos representan porciones de la deuda emitida por una empresa para financiar parte de su actividad.

Los bonos y la deuda

Para explicar el funcionamiento de un bono siempre es bueno recurrir a un ejemplo práctico, pues su funcionamiento está estrechamente relacionado al crecimiento de las empresas y los países.

Supongamos, por tanto, que una empresa desea financiar sus operaciones para el siguiente año, pero no tiene un flujo de efectivo muy estable y desea mejorar su rendimiento. En consecuencia, de la misma manera que hace un individuo al pedir un préstamo al banco, la empresa decide pedir en los mercados $1 millón de dólares, los cuales recaudará con bonos.

Para lograr esto, la empresa decide emitir bonos para recibir la cantidad requerida. En consecuencia, el millón de dólares emitido en bonos se ofrecerá a los inversores que, a cambio del pago en efectivo, recibirán pagos progresivamente en la forma de intereses por la deuda adquirida.

En este caso, por ejemplo, supongamos que compramos $1.000 dólares de dichos bonos y la empresa nos promete una tasa del 6% anual por diez años. Esto significa que, mientras mantengamos el bono en nuestro portafolio, recibiremos $60 dólares por año y, una vez transcurrido el último año de los diez acordados, la empresa nos regresará los $1.000 dólares más los $60 del último año.

Este proceso es lo que atrae a los inversores en bonos que esperan recibir retornos constantes y con un riesgo medido, pues la tasa de interés establecida dependerá siempre de la capacidad de pago de la empresa, con tasas bajas para empresas que cumplen con los pagos y no tienen alto riesgo crediticio y con tasas altas para empresas o países que podrían entrar en impago de su deuda.

Ventaja de los bonos

Como hemos visto anteriormente, los bonos se han creado para servir como un medio de inversión con retornos pasivos en los que el riesgo se conoce de antemano, por lo que los inversores buscan esta clase de instrumentos para balancear el riesgo de sus portafolios y contrarrestar la volatilidad que se obtiene en las acciones.

Al mismo tiempo, su estatus como instrumentos de renta fija ha permitido que la atracción en los bonos crezca cuando se consideran cuentas de retiro o cuentas para fortunas familiares, permitiendo generar rendimientos anuales sin arriesgar a tener años malos.

Desventajas de invertir en bonos

A pesar de su funcionamiento como instrumentos de renta fija, los bonos también cuentan con ciertas desventajas a la hora de considerarlos como una oportunidad de inversión.

Por un lado, acceder directamente a la inversión en bonos requiere de sumas relativamente superiores a las de las acciones para poder generar retornos considerables. Al depender nuestros ingresos de una tasa establecida, mientras el monto crezca nuestros ingresos serán mayores. Por ello, muchos brókers manejan montos mínimos de inversiones en bonos, pues de ese modo garantizan que sus clientes reciban una suma atractiva por mantener posiciones abiertas.

Simultáneamente, a pesar de que el acceso a los bonos parte de la idea de retornos preestablecidos, la inversión en ellos también conlleva riesgos de pérdida, pues una empresa o un país puede decidir no cubrir sus deudas o pagarlas más tarde, un proceso que los bancos resuelven mediante juicios por impago.

¿Cómo invertir en bonos con Folionet?

Si te interesa invertir en bonos con un bróker, puede que estés considerando utilizar Folionet como tu punto de entrada a este mercado, y lo puedes hacer de dos formas.

Por un lado, puedes invertir en bonos directamente contactando al equipo de Private Wealth Management de Folionet, que es el único encargado de procesar órdenes de este tipo y que es capaz de realizar la negociación directa de los bonos con los bancos que los ofrecen.

Por otra parte, aunque invertir en bonos directamente desde la app no es posible, pues la oferta de éstos sólo se puede conseguir negociando directamente con sumas preestablecidas (over the counter), a través de la adquisición de ETFs de bonos puedes tener exposición en tu portafolio a ese sector.

Conclusiones

Tomar la decisión de invertir nos permite contar con diferentes oportunidades a nuestro alcance, unas que ofrecen rentas variables y cuyo riesgo depende de los movimientos del mercado, y otras que permiten retornos fijos con exposiciones al riesgo conocidas de antemano.

El caso de los bonos, por tanto, representa la opción que se identifica como menos especulativa y más conservadora, pero que garantiza cierto nivel de retornos conocidos, aún cuando existan variables imprevistas a la hora de invertir.

 

Popular Posts