Folionet

Anuncios de la Fed: la política monetaria y los mercados

Anuncios de la Fed: la política monetaria y los mercados

Cuando se habla de inversiones, además de considerar anuncios de empresas, publicaciones de resultados y el panorama global del mercado, se tiende a centrar la mirada en los anuncios que realizan los bancos centrales. En este sentido, la Reserva Federal de EE. UU. (Fed) o también llamado banco central, representa una de las figuras centrales de las finanzas globales y sus decisiones son objeto de análisis para plantear estrategias de inversión.

Sin embargo, puede ser difícil entender el modo en el que las decisiones de un ente afectan el desempeño de activos o el funcionamiento de la economía. Por ello, en esta entrada esperamos explicar el rol de la Fed en la economía y su trabajo a la hora de guiar la política monetaria de los EE. UU; acciones que están estrechamente correlacionadas con los mercados.

El rol de la Fed

La Fed fue creada con el objetivo de mantener la estabilidad de los precios, es decir, atender la inflación y mantenerla en niveles controlables. Para ello, su funcionamiento cuenta de independencia ante el gobierno central de los EE. UU. y recurre al único mecanismo que puede utilizar para garantizar dichos precios.

En este sentido, el mecanismo de la Fed se centra en poder establecer la tasa de interés bancaria diaria, o sea, la tasa en que los bancos comerciales pueden prestarse dinero entre ellos o dejarlo depositado en la Fed. Gracias a esto, el mercado puede entender los objetivos de la política económica actual y sus posibles cambios.

Al aumentar la tasa, la Reserva Federal está intentando reducir la oferta de dinero disponible y esto hace que el dinero sea más caro de obtener. Por el contrario, cuando la Reserva Federal reduce la tasa, aumenta la oferta monetaria. Esto fomenta el gasto al abaratar los préstamos. Los bancos centrales de otros países siguen patrones similares.

La Fed y los mercados

Como hemos explicado, las decisiones de la Reserva Federal dan una pista del posible futuro de la economía, por lo que los mercados escuchan atentamente a los comunicados de la institución y se preparan con tiempo tratando de predecir sus acciones.

De manera particular, la Fed realiza reuniones 8 veces al año, uno cada seis semanas. En dichas juntas se hace una presentación sobre datos de la economía y se presenta la tasa de interés para el periodo que separa cada sesión, aunque la tasa puede permanecer inalterada si así lo deciden.

Inmediatamente luego de esta reunión, en los mercados se verá un movimiento relacionado, el cual dependerá de lo que se anuncie. A este efecto se le tiende a denominar como “Efecto anuncio” y se mantiene por un par de días hasta que los mercados se posicionan ante la nueva decisión en política económica.

Sin embargo, las decisiones tomadas, a pesar de su impacto, no generan movimientos tan repentinos o profundos cómo los que tienen lugar en momentos de crisis o sucesos inesperados, pues los mercados ajustan lentamente su rendimiento a lo que se presume que anunciará desde la Fed. En términos simples, no hay espacio para muchas sorpresas.

La política monetaria y la bolsa

Vimos ya que la relación entre la Fed y los mercados es estrecha, pero ¿qué pasa con las inversiones?

Como vimos, elevar o reducir tasa tiene efectos contrarios. En este sentido, anuncios consecutivos de caídas en las tasas de corto plazo generan que los mercados crezcan en valoración, pues este tipo de tasa estimula la liquidez y facilita el endeudamiento, por lo que se le conoce como un período de política expansiva.

Por el contrario, un aumento de tasas genera lo contrario, restringe en cierto nivel el acceso al crédito e indica que la economía está en una fase restrictiva, por lo que los mercados pueden reducir su rendimiento y aplanar su actividad de manera temporal.

Sin embargo, estas relaciones no siempre son tan estrictas, pues un periodo muy extenso de tasas muy bajas puede conducir a un mercado estático o de poco crecimiento. Alternativamente, un alza de tasas puede llevar mercados al alza, especialmente si la economía se encuentra en un periodo de estancamiento.

¿Quién guía al mercado?

La relación existente entre las decisiones del banco central de los EE UU. y la bolsa ha servido como una introducción a uno de los procesos clave en la preparación de estrategias de inversión, pues un portafolio siempre debe tomar en cuenta el estado actual de la economía.

En este sentido, es clave señalar que normalmente el desempeño de los mercados y el estado económico actual estarán relacionados, por lo que una estrategia expansiva y optimista conducirá a mercados iguales. Sin embargo, las inversiones no han de estar simplemente restringidas a esta variable.

Como hemos visto en entradas previas del Blog de Folionet, tomar decisiones de inversión está más relacionado con nuestros intereses y objetivos a largo plazo, pues entregar nuestro valor a una compañía por su desempeño es igual de importante que el estado de la economía. 

Popular Posts