Folionet

3 indicadores esenciales para invertir

3 indicadores esenciales para invertir

Muchas personas se refieren a las inversiones como un juego o una apuesta, pero el acercamiento que se tiene a éstas se aleja mucho de los términos anteriores, ya que invertir es más bien una manera de tomar decisiones y de pensar. En este sentido, a las inversiones se las puede relacionar más con un juego de ajedrez o con un maratón, en el que se planifica con tiempo para obtener resultados positivos.

Para ello, por años se han desarrollado mecanismos para asegurar que los inversores tomen la mejor decisión con la información disponible, pues lo más importante al invertir es reducir nuestra incertidumbre.

Con el objetivo de mostrarte algunas de las herramientas que facilitan la toma de decisiones, en Folionet te presentamos una guía breve con referencias a indicadores clave del mercado. De esta forma, comprar acciones podrá ser más fácil.

 

Las tendencias marcan el mercado 

En el presente artículo del blog de Folionet te presentaremos una serie de indicadores populares. Pero antes de adentrarnos a mencionarlos, es importante señalar que el mercado, como gran parte de los factores de la economía global, depende de tendencias y movimientos, por lo que la aplicación de estas herramientas nos permite ver hacia donde se construye una carretera, pero no nos asegura cómo terminará siendo el camino.

Es por ello que debemos saber cómo reaccionar ante las tendencias y cómo verlas en relación a nuestro portafolio de inversión.

En este sentido, conocer los siguientes indicadores permite comparar diferentes compañías para saber la manera en la que reaccionan a diferentes tendencias e invertir en aquellas empresas que superan a sus competidores.

 

Ganancias por acción (EPS)

ILas ganancias por acción (EPS por sus siglas en inglés) son un indicador de las ganancias de una empresa divididas por sus acciones en circulación. Esto quiere decir, que las EPS indican qué tan rentable es una empresa y si se encuentra creando valor para sus accionistas o perdiéndolo.

Por ejemplo, si una empresa registra $5,2 mil millones en ingresos y tiene 3,2 mil millones de acciones comunes, su EPS será de $1,62. Esto no quiere decir que la empresa dividirá ese $1,62 para cada accionista, sino que indica de manera absoluta cuánto dinero genera una empresa en relación a su tamaño.

Lo anterior se debe a que las empresas no distribuyen sus ganancias directamente a los accionistas, pues utilizan sus ingresos para financiar operaciones, pagar deuda y dividendos, y financiar su crecimiento. Sin embargo, detenerse a mirar este indicador nos habla del desempeño de una empresa para generar dinero.

Como consecuencia a las limitaciones mencionadas, se cuenta con el PE Ratio para que los inversionistas expandan su apreciación acerca del estado de una empresa en el mercado.


PE Ratio (Ratio Precio-Beneficio) 

En primer lugar, se tiende a mirar el PE Ratio de las empresas, pues éste nos indica cuánto paga un inversor por recibir una unidad de ganancia al invertir en una empresa. Para el cálculo de este ratio se utilizan las ganancias por acción, que la empresa comparte en sus publicaciones trimestrales y nos indican cómo se distribuirían las ganancias finales a cada uno de los inversores.

Consideremos, por ejemplo, que la acción XYZ cotiza a $21 y las ganancias por acción para el período de 12 meses más reciente es de $2, entonces la acción XYZ tendrá una relación P/E de $21/($2 por año) = 10,5.

Es decir, al comprar XYZ, un inversor paga $10 por cada dólar de ganancia anual y, en caso de que las ganancias se mantuvieran constantes, al inversor le tomaría 10 años recuperar su inversión inicial.

Al detenernos a inspeccionar el PE Ratio de una empresa debemos considerarla en su contexto, pues si se encuentra al alza y su precio ha crecido de manera sostenida, su PE Ratio puede ser muy alto, incluso si la acción se encuentra en buen estado. Alternativamente, una acción puede tener un ratio muy bajo, lo que nos puede llamar la atención para su compra, sin embargo, quizás esta acción se encuentra estancada o registra un crecimiento muy bajo, por lo que nuestra inversión probablemente sea estática.

En estos casos y de manera constante, lo mejor que podemos hacer es comparar el ratio junto al de otras compañías de igual tamaño en el mismo sector. De este modo, si estudiamos una compañía energética con un PE Ratio de 20 y al mismo tiempo encontramos una compañía parecida con un ratio propio de 8, puede que estemos ante una oportunidad de ganancia.

 

Beta de mercado

El uso del PE Ratio nos permite estudiar el desempeño de la acción en relación con sus ganancias, pero ¿qué sucede cuando queremos estudiar el desempeño de la acción en relación con el mercado?

Para ello, contamos con la Beta de mercado, un indicador de la volatilidad de ciertos activos y su comparación con el desempeño del principal índice del mercado en el que se encuentran.

El indicador Beta nos dice cuánto se mueve un activo cuando el mercado se mueve, por lo que es un reflejo de la correlación de una acción con el mercado. En este sentido, el Beta se mide en relación a 1, siendo ésta la Beta del mercado. Como consecuencia, si una acción tiene un Beta de 1.5 eso nos indica que sus retornos o pérdidas pueden ser un 50% mayores a las del mercado.

En este sentido, si el mercado sube un 21% al año y nosotros invertimos en una acción con Beta de 1, lo más probable es que nuestras ganancias estén cerca de 21%.

En el caso de Estados Unidos, el índice de referencia utilizado es el S&P 500. Grandes empresas, cuya capitalización de mercado crece con los años, se tienden a convertir en referentes del desempeño generalizado del índice, un factor que nos permite ver empresas de gran tamaño con Betas cercanos a 1.

 

Las señales indican el camino

Si decidimos invertir en una empresa podemos contar siempre con indicadores como los tres mencionados, que nos presentan un mapa acerca de la manera en que una empresa se desempeña en un tiempo determinado.

Sin embargo, para conseguir una valoración apropiada, siempre debemos estudiar a las acciones en su contexto, considerando cómo se comparan a sus pares en el sector y a las industrias en general, pues a veces el mercado puede estar sobrevalorando un grupo de acciones en su conjunto o nos podemos encontrar ante una burbuja, con registros altos para todos los indicadores y un mercado sobre estimulado.

Popular Posts